Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Exige justicia esposa de presunto asesino de periodista de Cancún

Redacción/Quadratín Quintana Roo
 
| 03 de septiembre de 2018 | 21:00
 A-
 A+

CANCÚN, QRoo, 3 de septiembre de 2018.- La esposa de Alfredo N, vinculado por la Fiscalía General del Estrado como presunto autor del doble asesinato, en el que perdió la vida un camarógrafo de Canal 10, exigió justicia al gobernador d Quintana Roo, Carlos Joaquín González, porque dijo están inculpando a alguien inocente.

La señora Dalia mostró un video en el que su marido, quien era elemento de Seguridad Pública Municipal, aparece junto a ella cuando se escuchan los balazos esa tarde del 29 de agosto en la Supermanzana 29 de Cancún, en un negocio que tienen en la calle de Caleta.
La vinculación a proceso del inculpado se basa en que un supuesto testigo vio a Alfredo N con un arma poco después del ataque, pero esa arma se ve en el video, que el ahora presunto responsable la toma después de oír los disparos e, incluso, hace una llamada telefónica y afirman que fue para pedir apoyo policial.
La esposa de Alfredo N aseguró que la Fiscalía no contaba con esa evidencia “y tienen a alguien inocente en la cárcel”, a un policía decente junto a reos.
“Hay más de 12 testigos que les consta que él no fue”, dijo la señora Dalia quien confirmó que ya acudieron a la Comisión de Derechos Humanos, ya que al presunto asesino lo tienen aislado y solo le permiten hablar con sus abogados.
“Lo único que hizo fue acercarse a brindar ayuda, y por eso le hicieron una mala jugada”, explica la señora, quien dice teme por su vida.
“Lo que hace el Fiscal es un error que le va a costar muy caro, porque yo voy con todo a defender a mi esposo”, aseveró al solicitar la intervención del gobernador Carlos Joaquín González.
El 6 de septiembre a las 15 horas será el juicio de desahogo de pruebas para dictar sentencia.
Alfredo N trabajaba en Seguridad Pública y era parte de un grupo de escoltas.
De acuerdo al peritaje se detectaron 16 disparos realizados con un arma larga calibre 223, que no corresponde al arma del policía, que es una nueve milímetros y tiene 12 tiros, arma que quedó bajo resguardo.
El sábado 1 de agosto, frente a su hijo de 12 años de edad y quien ese día cumplía años, Alfredo N fue detenido por parte de la Fiscalía General del Estado.