CANCÚN, QRoo, 10 de junio de 2018.- Ante la ola de violencia que se vive en Quintana Roo, pero sobre todo en el municipio de Benito Juárez, el obispo de la Prelatura Cancún-Chetumal, Pedro Pablo Elizondo, condenó estos actos que han permeado en toda la sociedad
En este sentido, dijo que la situación se ha salido de control ante la falta de voluntad política del gobierno, que es quien tiene a su disposicion los elementos policiacos, armamento e inteligencia policial.
El religioso hizo un exhorto a la población para llevar en sus oraciones la paz de la ciudad y a pregunta expresa de lo que se espera para la jornada electoral dijo que la situación de violencia no podría ser peor.