OTHÓN P. BLANCO, QRoo, 13 de octubre de 2018.- Preocupación y molestia se vive al interior de la Secretaría de Seguridad Pública de Quintana Roo, luego de que el titular Alberto Capella dejó entrever que trasladará las oficinas a Cancún.

“No le gustó Chetumal, pueblo quieto, dice que la delincuencia aumentó por nuestra culpa y nuestra estrategia tercermundista, se la pasa mandando mensajes en Twitter y no vemos claro, pero eso sí, dijo que suspenderá los pagos de viáticos de 3 mil 600 pesos mensuales”, acusaron oficiales y agregaron que más de 150 elementos están pensando seriamente en renunciar.


Precisaron que en Chetumal ya tienen hecha su vida, tienes a sus familias y sus casas “y no porque Cancún es bonito y a él no le gusta vivir aquí, nos vamos a cambiar sin viáticos, qué quiere que mantengamos dos casas”.
Incluso dijeron que no les importa perder las plazas.
A la fecha, en promedio, de cada 100 agentes que presentan exámenes, aprueba solo 15 por ciento y “se tardan mucho en dar resultados”.
Comentaron que a varios agentes ya se les notificó que Cancún será su nueva base.
“Dicen que es para reforzar Benito Juárez, Isla Mujeres, Puerto Morelos, Solidaridad, Tulum y Cozumel, pero en Chetumal hay mucha violencia y han aumentado los robos a casa habitación y los asaltos. Lo que pasa es que no le gustó la modestia de Chetumal y menos ahora que habrá, dicen, austeridad”, concluyeron los agentes.