COZUMEL, QRoo, 14 Marzo de 2019.-  Indi, la perrita pitbull que el pasado lunes fue arrastrada por la patrulla municipal de Cozumel 7164, al fin fue entregada a sus dueños con vendas en las cuatro patitas, huella de sus lesiones. 
El veterinario Juan Herrera comentó que el arrastre de la pitbull por parte de la patrulla de la Policía Municipal de Cozumel le provocó un daño por fricción a los cojinetes o almohadillas de sus cuatro patas:
“Le destruyeron el tejido queratínico hasta dejarla rojo vivo”.
Si las lesiones se atienden y se evita la infección puede comenzar a sanar en una semana, pero el proceso de pigmentación tardará aproximadamente de 15 a 20 días, explicó. El maltrato se da desde el hecho en que, si es cierta la versión de los policías, no tuvieron el cuidado y no frenaron para evitar el arrastre y que se destruyeran las almohadillas de la pitbull, por eso la perrita sangraba de sus cuatro patas, como se aprecia en el vídeo en redes sociales, hasta que los ciudadanos demandaron al vehículo de la Policía Municipal de Cozumel evitara el martirio innecesario.
Indy continuaba hasta hoy jueves por la mañana en el Centro de Control Animal y fue por la tarde cuando la Dirección de Comunicación Social de Cozumel dio a conocer oficialmente que se entregó a sus dueños y proporcionó fotografías de Indi con las cuatro patas vendadas, como recuerdo de las lesiones sufridas el pasado lunes. 
El subdirector de Salud de Cozumel, Rommel Cachón de quien depende el Centro de Control Animal, dijo que la perra fue atendida adecuadamente desde su llegada al lugar y le curaron las lesiones en sus patitas con lesiones en sus almohadillas, así como en la entrepierna o ingle y estaban a la espera de que sus propietarios fueran por ella, hecho que se dio horas después. El funcionario destacó que la pitbull fue desparasitada, bañada y se le aplicaron antibióticos y analgésicos.
Indi fue también esterilizada con autorización de sus dueños.