CANCÚN, QRoo, 1 de octubre de 2018.- A un día de haber tomado el cargo como presidenta municipal de Solidaridad, Laura Beristáin Navarrete, afirmó que en su gobierno no tolerará la injusticia ni la corrupción, y que la autonomía de su municipio no es negociable.

Denunció que ella y algunos funcionarios de su gabinete han recibido amenazas de muerte por parte de Gerardo Ortega Otero, quien dice ser “amigo” del gobernador Carlos Joaquín González, para ceder puestos en su nueva administración.

“Efectivamente, es Gerardo Ortega Otero, quien nos amenazó y mandó el recado con otras personas”, expresó.

La amenaza, dijo, fue dirigida a dos asesores y una integrante del Cabildo de Solidaridad.

“Como lo reiteré ayer, las cosas hay que decirlas y decirlas como son para solucionarlas, pero a quien sea se lo digo y se lo repito: en Solidaridad no permitiremos actos de este tipo. Yo no tolero la corrupción y mi gobierno es un gobierno democrático y es, y siempre será, autónomo”, destacó la alcaldesa.

Con voz firme, dijo que esta denuncia pública se hace luego de que Gerardo Ortega Otero lanzó las amenazas de muerte.

Explicó que la situación se agravó este domingo, durante la sesión pública de Cabildo.

“Las últimas amenazas fueron de muerte, por no ceder a sus chantajes y evitar que metan las manos en la gobernabilidad de Solidaridad”, explicó.

Detalló que Gerardo Ortega Otero es la pareja de una regidora y al parecer es su forma habitual de conducirse y desconoce si lo ha hecho en otros más.

“Sabemos que es una persona cercana al Gobernador Carlos Joaquín González”, acotó.

Firme e indignada, Laura Beristáin narró que vio cuando este domingo 30 de septiembre, mandó a un hombre delgado con barba a “amenazar a gritos a mis asesores, y me tomé la atribución de que estaba abierta la sesión al público y para decir por el micrófono: “en estos momentos estamos siendo amenazados, amedrentados’ “.

Sin embargo, esa parte de la transmisión no la pasó al aire el Sistema Quintanarroense de Comunicación Social por supuestas fallas de audio, incluso, transmitió solo tres cuartas partes del mensaje.

Dijo que ante tal amenaza tendrá que cuidar su integridad, la de su Cabildo, la de su gabinete y la de sus familias, y una vez más, como ya lo dijo, en su gobierno no habrá cabida a la corrupción ni deshonestidad.

“Culpo desde este momento a Gerardo Ortega Otero por cualquier cosa que pueda pasarnos, a los funcionarios del Ayuntamiento de Solidaridad y a nuestras familias”, dijo finalmente.