Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto:

Libros de ayer y hoy

Teresa Gil
 
| 18 de julio de 2018 | 10:50
 A-
 A+

                                        Claudia Pavlovich y su golpe de estado en Sonora

Claudia Pavlovich altera la constitución en Sonora para bloquear a Morena.  Como se esperaba de un PRI agónico, los extremos se están expresando y sus coletazos están en marcha en Sonora, donde la gobernadora Claudia Pavlovich dio ordenes a un congreso controlado para reformar la constitución  y leyes secundarias.  El actual congreso controlado por el PRI, tiene casi dos meses para tratar de hacer legales las reformas, utilizando la influencia  que todavía ejerce en los municipios que ganó. Sonora tiene 72 ayuntamientos y 22 de ellos fueron ganados por Morena, 8 de los cuales son los más importantes, entre ellos la propia capital del estado, Hermosillo. Las reformas que estaban en  marcha desde hace varios días, limitan las facultades del congreso próximo a revisar la cuenta pública. La señora se está yendo por el control de los dineros. De acuerdo a los informes de los 20 diputados de los 21 de mayoría relativa que ganó Morena el primero de julio, contra uno del PRI,  se impone una clausula para que la constitución  no pueda ser reformada sin  las dos terceras partes de los 72 municipios que tiene el estado. Actualmente las reformas se cumplían con  la mitad de esos municipios. La advertencia circuló ayer de manera urgente entre los miembros de Morena que logró, según uno de sus líderes, el 86 por ciento del poder del estado a través de las urnas, el pasado primero de julio. Morena controla el congreso con la enorme mayoría relativa. Los diputados son 33 con los plurinominales. Morena obtuvo en la votación el 46. 3 de los votos. De acuerdo a los informes, en reunión privada en pleno período vacacional, la diputación actual controlada por el PRI, que ahora se ha aliado con el PAN, se reunió para definir las órdenes de la mandataria y el tema causó un revuelo en la capital del estado. A la gobernadora, parte de una dinastía que se inició con  su madre la política Alicia Arellano y protegida de Manlio Fabio Beltrones, le pasó como al junior Alfredo del Mazo en el Estado de México.

En una carta dirigida a Pavlovich, los 20 diputados electos de Morena conminaron  a la funcionaria a detener lo que consideran “un intento de golpe de estado en pleno período vacacional” y le señalan los puntos que han trascendido sobre los cambios ordenados desde arriba y que son “un asalto a la división  de poderes”. Los puntos más relevantes de ese “intento de golpe de estado”, se refieren a que dan a la funcionaria el “voto parcial , total, presupuestal, de las leyes e iniciavas del congreso”  y le aumentan el número de vetos y controles:  se prohibe convocar a funcionarios de alto rango a rendir informes ante el cuerpo legislativo  y a remover funcionarios del propio organismo. Se trata de maniatar a Morena desde el momento en que tomen posesión sus diputados el próximo 16 de septiembre, según ha trascendido.

LA MANO DE MANLIO FABIO BELTRONES PUEDE ESTAR EN LA INICIATIVA

La iniciativa para las reformas es larga y complicada y parece tener una mano experta en su elaboración. El periodista Carlos Moncada Ochoa, autor  de cerca de 40 libros, muchos de ellos  sobre el complejo proceso electoral que ha vivido Sonora desde 1917, sostiene que en esa iniciativa podría estar la mano de Beltrones, a quien ha señalado en sus libros como personaje cercano a Guillermo Padrés. Se le menciona además, que fue  aliado del panista en la depredación del  agua y las tierras yaquis, que ahora también se cargan a la administración de la señora Pavlovich, con graves problemas de inseguridad y feminicidios. La imposición de la actual funcionaria vino de la mano del ex presidente del PRI, cuya hija aspirante al senado  fue desplazada por los candidatos de Morena. Hay una furia viva en el priísmo. Moncada, en su libro La sucesión política en Sonora 1917-1985  (Editorial Latinoamericana 1988 ) hace un análisis de la complejidad de los comicios en esa tierra norteña, con violencia, muerte e imposiciones desde el centro, siempre controlada por el PRI, salvo la gubernatura controvertida de Padrés, pero nunca  se había dado un  caso tan rotundo como el triunfo de Morena. Las reformas aprobadas por el congreso podrían empezar a circular en los ayuntamientos para su aprobación. Solo el tiempo -muy limitado-, dirá si los priístas y su gobernadora lograrán lo que no consiguieron en las urnas: imponer su voluntad a través de un golpe de estado.

                                              [email protected]