Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Nada impedirá que gane afirmó Mara Lezama

Redacción/Quadratín Quintana Roo
 
| 27 de junio de 2018 | 21:47
 A-
 A+

CANCÚN, QRoo, 27 de junio.- La candidata de Morena y PT a la presidencia de Benito Juárez, Mara Lezama al concluir sus actividades proselitistas, hizo un llamado a la unidad de todos los cancunenses y les pidió mantener la serenidad, combatir la guerra sucia y evitar las confrontaciones.

Luego de reiterar que va a ganar en las próximas elecciones, Mara Lezama invitó a los cancunenses a la reflexión: “Pensemos concientemente sobre lo que hemos vivido y lo que aspiramos. Pongamos en una balanza lo que han hecho esos políticos de siempre y lo que merecemos como ciudadanos, como gente de trabajo, con anhelos y esperanza de un cambio”, dijo.

La aspirante reiteró que sí se puede soñar y que los sueños se cumplen, en ese contexto, dijo que sabe que está muy por encima en las preferencias electorales, por lo que empeñó su palabra al decir que no fallará a la gente que ha decidido votar por ella.

Al resumir su trabajo en estos días, la abanderada dijo: ”concluimos una campaña exitosa, tengo la certeza de que lograremos el triunfo” y por ello exhortó a la ciudadanía a votar y “demostrar que queremos transformar a Cancún, que está en nuestras manos el futuro de nuestra ciudad y de nosotros mismos”.

Agradeció a la gente que la recibió en sus casas “por sus muestras de apoyo” y a su equipo de trabajo con el que vio el partido Mèxico-Suecia, le invitó a no bajar la guardia en los siguientes días.

Lamentó que la guerra sucia “no conozca límites”. Seguramente habrá nuevos ataques contra mi persona, pero eso no impedirá que gane, concluyó.