Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

No más paraísos turísticos con infiernos de marginación: Miguel Torruco

Manuel Sánchez/Quadratín Quintana Roo
 
| 04 de agosto de 2018 | 18:50
 A-
 A+

CANCÚN, QRoo, 4 de agosto de 2018.- Miguel Ángel Torruco, designado por el virtual presidente electo Andrés Manuel Lopez Obrador, como titular de la Secretaría de Turismo, señaló que la política turística de México será una herramienta de reconciliación social.

A través de un mensaje en su cuenta de Twitter, el próximo funcionario federal que operará desde Quintana Roo, dijo que no habrá más paraísos turísticos conviviendo con infiernos de marginación, donde la opulencia y la miseria desvirtúan la noble causa de los Centros Integralmente Planeados (CIP).
Para ello, se comprometió a consolidar lo existente para beneficio de la población local.
Como se sabe una de las grandes críticas de organizaciones de la sociedad civil como Acción Social Ciudadana es precisamente lo inaccesible que es el destino turístico para las personas que habitan en un CIP como Cancún.
Detallan que es inconcebible cómo se tiene una zona turística de primer mundo si los que trabajan en ella no han visto los beneficios de la derrama económica y viven en condiciones de hacinamiento y carencias, en fraccionamientos donde los servicios públicos difícilmente les llegan.
Por ello, se ha dicho que la política turística debe ser reorientada para que los beneficios alcancen a todos y no solamente a un selecto grupo de empresarios.
La nueva administración contempla que si el empresario quiere ganar deberá invertir y derramar parte de sus ganancias a quienes hacen posible que sus empresas funcionen: sus trabajadores.
Pero independientemente, el gobierno federal destinará los recursos que antes apoyaban al empresario, a la ciudadanía, en especial a los que menos tienen en un círculo virtuoso de ganar-ganar que hará la diferencia en los destinos turísticos.