CANCÚN, QRoo, 10 de agosto de 2018.- Desde 2015 el Instituto Tecnológico de Felipe Carrillo Puerto trabaja en un proyecto que permite el uso y aprovechamiento del sargazo: se trata de una composta que ha dado muy buenos resultados como abono a todo tipo de plantas.
El profesor investigador y encargado de la dirección del instituto, Diego Briceño Domínguez, explicó que desde que se dio el primer arribo masivo de sargazo a las costas de Quintana Roo, comenzaron a estudiar alternativas aprovechables y desarrollaron un proyecto para usarlo como abono.


“Nosotros hemos trabajado con el sargazo desde hace tres años, le hemos encontrado un beneficio como abono y fertilizante, sí es aprovechable; la problemática que nosotros vemos es que si bien hoy se registra un arribo muy fuerte, no hay garantía de que continúe, por lo que el plantear una producción industrial es complicado, ya que un año puede recalar y otro no y es muy difícil destinar una inversión ante ese panorama”, comentó.
Por lo pronto, dijo, este proyecto a cargo de estudiantes y un docente del Tecnológico de Felipe Carrillo Puerto ya se encuentra en proceso para patentarlo y poder, posteriormente, pensar en alguna comercialización.
En estos momentos la producción de la composta de sargazo sólo se ha dado a nivel de investigación, concluyó.