CANCÚN, Quintana Roo, 18 de mayo de 2018.- Debido al proceso electoral y la inseguridad, el sector restaurantero registra un descenso en sus ventas, pues se estima que entre el 40 y 60 por ciento de los restaurantes no llega a su punto de equilibrio, aunque confían en que la situación mejore en los siguientes meses.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) Cancún, Juan Pablo Aguirre de la Torre, dijo que esto se debe principalmente a que hay incertidumbre económica, por lo que restauranteros y empresarios tomaron la decisión de no realizar inversiones hasta que pase el primero de julio, “porque quieren saber qué pasará en el país”.

Recordó que cada vez que hay un proceso electoral federal o como cuando se dio el incremento a las gasolinas, cuando hay incertidumbre en la economía, la gente prefiere comer en casa y ahorrar.

“La gente tampoco está saliendo por el tema de la inseguridad”, reconoció, al tiempo que agregó que por ello la Canirac está impulsando su programa Operativo Acero, además de otras acciones, para poder cambiar la perspectiva de la gente, con lo que se busca sumar esfuerzos con las autoridades para actuar de manera precisa.