Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Pérdidas de 50% y equipo dañado, dejan lluvias a microempresas

Teresa Yah Sánchez/Quadratín Quintana Roo
 
| 01 de junio de 2018 | 16:46
 A-
 A+

CANCÚN, QRoo, 1 de junio de 2018.- Las intensas lluvias registradas en las últimas 48 horas en Cancún, ocasionaron ausentismo laboral y la caída en ventas de hasta 50 por ciento a microempresarios; pero además, los cambios de voltaje dañaron varios equipos de sus negocios.
Ante tal situación, la Canaco Cancún buscará apoyo con créditos de Nacional Financiera (Nafin) para atender los daños y poder estar listos para la temporada de huracanes.
El presidente de la Cámara de Comercio de Cancún, Rafael Ortega, informó que si bien no tienen las cifras específicas de las afectaciones de la tormenta eléctrica y las lluvias, han recibido reportes de daños en equipo, sobre todo de refrigeración, la ausencia de trabajadores y una baja en la venta diaria de 50 por ciento.
Por los problemas en la Comisión Federal de Electricidad, las microempresas reportaron equipo dañado y afectación en las mercancías, pues hubo filtraciones en varios de los establecimientos.
Canaco Cancún aglutina a cerca de cinco mil socios, 55 por ciento son micro y pequeños negocios, los cuales viven con las ganancias del día y no cuentan con los recursos suficientes para rehabilitar o dar mantenimiento constante a sus instalaciones.
Por lo mismo, la gran mayoría no son sujetos de crédito y mucho menos cuentan con recursos para reponer el equipo que les resulta dañado en este tipo de contingencias.
Ante esta situación, Rafael Ortega informó que este fin de semana se reunirá con representantes de Nafin, para encontrar estrategias que permitan apoyarlos para que puedan continuar laborando y no se vean obligados a cerrar por falta de equipo.
El dirigente estimó que para atender estas afectaciones se requiere de entre 35 y 40 mil pesos por micro empresa.