Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Por tarifas de CFE están a punto de cerrar restaurantes en Cancún

Teresa Yah Sánchez/Quadratín Quintana Roo
 
| 25 de octubre de 2018 | 13:33
 A-
 A+

CANCÚN, QRoo, 24 de octubre de 2018.- Afectados por las bajas ventas y el incremento en las tarifas eléctricas, restauranteros han caído en la desesperación y para pagar costos que permitan mantener sus negocios, están recurriendo a la venta de equipos y propiedades.

Se estima que más de 50 de estos establecimientos podrían cerrar definitivamente, por lo que la Canirac está buscando incentivos con el Ayuntamiento de Benito Juárez para lograr su permanencia en el mercado.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), en Quintana Roo, Juan Pablo Aguirre de la Torre, informó que el sector se ha visto afectado durante todo este año por las bajas ventas y el golpe más devastador lo recibió con el alza en las tarifas eléctricas, que en este rubro llegó a casos de hasta 300 por ciento, lo que hace impagable y con ello imposible mantener los negocios.

“Septiembre fue un mes muy complicado para todo el sector, ahorita estamos viendo cómo terminará octubre, estamos esperando tener el consenso de todo el gremio, pero la realidad de las cosas es que lamentablemente en los puentes de este año no se ha visto mucho repunte ya que la gente tiene mucha incertidumbre”.

Y es que todavía hace un par de años, la industria restaurantera veía los beneficios de los días festivos y puentes, cuando registraba alza en sus ventas de entre 25 y 50 por ciento, dependiendo de la fecha, pero en lo que va de este año, los días festivos no han tenido beneficios por lo que no hay buenas expectativas para las festividades del Día de Muertos, dijo.

Explicó que la población no está saliendo a consumir, primero porque hay un impacto en la economía a nivel nacional que se viene resintiendo desde el segundo trimestre de este año, provocado por el alza de dólar y los energéticos, y segundo por el tema de la inseguridad.

Con el incremento en la tarifa de energía eléctrica, varios de estos negocios, que estaban manteniéndose en la competencia con un presupuesto justo, quedaron prácticamente fuera al recibir recibos con montos sumamente elevados, y varios procedieron a tomar medidas desesperadas para subsistir.

“Hay gente que ha tenido que vender bienes personales para pagar la luz, hay una desesperación impresionante, ahorita ya presentamos como cámara una solicitud al municipio para ver si entre las facultades se puede dar un incentivo al gremio, para mitigar el alza de la luz”.

Dentro de estos incentivos que buscan los restauranteros se encuentran el permiso para laborar horas extras, el que se respete el centro de la ciudad como zona turística, entre otras medidas, que podrían representar al sector mayores ingresos, que irían de 4 mil a 20 mil pesos mensuales.