HOMÚN, Yuc., 22 de septiembre de 2018.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó que inspectores de la delegación en Yucatán fueron retenidos por prestadores de servicios turísticos en los cenotes del municipio de Homún, Yucatán, y tras cerca de tres horas de estar privados de la libertad, fueron liberados.

Lo anterior, tras una inspección que realizaban en materia de impacto ambiental, en atención a una denuncia ciudadana por la realización de obras y actividades sin autorización federal.
Los inspectores acudieron a revisar el cumplimiento de las disposiciones ambientales por las obras y actividades denunciadas, y al momento de detectar que no se contaba con la autorización de la Secretaría de Medio Ambiente (Semarnat), para realizar las obras y actividades detectas, se procedió a realizar la clausura correspondiente.
Lo anterior, con fundamento en el artículo 170 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA), al existir un riesgo inminente de desequilibrio ecológico, o de daño o deterioro a los recursos naturales.
Durante la diligencia de inspección, pobladores de Homún en desacuerdo con la clausura, acorralaron a los inspectores actuantes y los privaron de su libertad, reteniéndolos durante algunas horas, y liberándolos más tarde, tras condicionarlos al retiro de los sellos de clausura previamente impuestos.