Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Reconciliación, aceptación y perdón, en Solidaridad

Gabriela Martínez/Quadratín Quintana Roo
 
| 04 de octubre de 2018 | 9:26
 A-
 A+

SOLIDARIDAD, QRoo, 4 de octubre de 2018.- Luego de reconocer que le faltó labor de precabildeo con sus regidores, la alcaldesa de Solidaridad, Laura Beristáin, buscó reconciliarse con su Cabildo y disculpó y llamó compañero a Gerardo Ortega Otero, funcionario estatal a quien acusó hace tres días de haberla amenazado de muerte.

Luego de la crisis de ingobernabilidad que propiciaron ella y su Cabildo desde este lunes, cuando incluso la alcaldesa acusó públicamente al director de Vinculación de la Oficina del Ejecutivo estatal, Gerardo Ortega, de haberla amenazado de muerte, cuestión que él le reviró posteriormente, parece que regresa la paz al Ayuntamiento de Solidaridad.

Laura Beristáin aceptó que le faltó “comunicación con los integrantes del Cabildo” y lamentó el pleito en el que hubo agresiones y la regidora Samaria Angulo, esposa de Gerardo Ortega y quien tomó el cargo ante la renuncia de la ex edil Cristina Torres, salió lesionada.

“Sé que hubo falta de diálogo con los regidores y el síndico. Me faltó la capacidad de precabildeo”, reiteró.

Ante la aprobación final del gabinete municipal exhortó a la ciudadanía y a sus regidores a no usar la violencia.

Respecto al esposo de la décima regidora, Samaria Ángulo, dijo que “el compañero que hizo uso de su fuerza y de su violencia está disculpado. Hay perdón”, agregó.

Confirmó que ya platicó con la regidora Samaria Ángulo y que “tenemos claro que no tenemos problemas y no pensamos tenerlos”.

Así, parece haber un final feliz con la disposición de todas las partes, al menos por ahora en el inicio de la nueva administración del Ayuntamiento de Solidaridad.