Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Recuerdan al huracán Gilberto, a 30 años de que impactó Cancún

Manuel Sánchez/Quadratín Quintana Roo
 
| 15 de septiembre de 2018 | 18:30
 A-
 A+

CANCÚN, QRoo, 15 de septiembre de 2018.- A 30 años del paso del huracán Gilberto, un 14 de septiembre de 1988, los cancunenses aún recuerdan la fuerza que golpeó durante ocho horas al Caribe Mexicano.

El ciclón causó la muerte de más de 300 personas, hubo más de cinco mil damnificados, pérdidas de 880 millones de pesos y las playas quedaron dañadas.


Los habitantes de Cancún señalan que el 14 de septiembre de 1988, Gilberto con categoría cinco -la máxima que existe en la escala de Saffir-Simpson- ingresó a Quintana Roo por Puerto Morelos, con vientos de 285 kilómetros por hora. Se estima que para ese año habitaban esta ciudad aproximadamente 90 mil personas.
Los registros catalogan a este huracán como el de mayor intensidad que ha tocado las costas mexicanas.
Gilberto arribó a la Península de Yucatán, luego de impactar a Jamaica con categoría 3.


Tras dejar dicha isla se intensificó y alcanzó la categoría cinco, la cual mantuvo hasta tocar tierra en México.
Datos señalan que las olas de siete metros barrieron con 60 por ciento de las playas de Quintana Roo.
El huracán volvió a tomar fuerza tras su salida al Golfo de México y se desplazó por segunda vez a tierras mexicanas, afectando a Tamaulipas con categoría 4.
Gilberto tuvo una duración de 17 días. Se formó el 3 de septiembre de 1988 y se degradó el 19 de septiembre de 1988. Durante su existencia afectó a las Islas de Barlovento, Venezuela, Haití, República Dominicana, Jamaica, América Central, Península de Yucatán, norte de México y Texas, centro y sur de Estados Unidos.
A 30 años de fenómeno, a los cancunenses les dejó una importante lección: la cultura de prevención de huracanes.
Los huracanes y su posible impacto ha originado que año con año se apliquen medidas preventivas y que en caso de cualquier alerta se avise a la población para estar al pendiente.
Después de Gilberto pasaron algunos años para el impacto de otro ciclón, el Wilma que ingreso a Cancún el 19 de octubre de 2005.