CANCÚN, QRoo, 30 de agosto de 3018.- La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo, a través de su presidente Marco Antonio Toh Euán, señaló que la violencia que actualmente se vive en la entidad no puede ser normalizada y que cada pérdida humana como producto de la misma debe ser justiciada a través de las instituciones.

Lo anterior, tras lamentar el asesinato del camarógrafo cancunense Javier Rodríguez Valladares, quien fue asesinado ayer miércoles en la Supermanzana 29 de Cancún.

Destacó que es inaceptable que por tercera vez un colaborador de medios de comunicación haya sido asesinado, sobre todo porque este gremio es fundamental para la democracia en la entidad.

Por ello, pidió el esclarecimiento de cada uno de los homicidios registrados contra periodistas, así como de aquellos que se han registrado como parte de esta ola de violencia generalizada.