SOLIDARIDAD, QRoo, 29 de septiembre de 2018.- Con profunda pena, vecinos y amigos de los deudos de la niña de ocho años de edad, quien fue asesinada y violada en la escuela primaria Gregorio Cob Cob de Playa del Carmen, confirmaron que una noche antes ya había sido reportada a las autoridades como desaparecida.

Solidarios, acompañaron a los familiares de la pequeña que fue muerta con un ladrillazo en la cabeza hasta las oficinas del Servicio Médico Forense para identificar el cadáver.
Dijeron que la menor era integrante de una familia de escasos recursos, por lo que pidieron a las autoridades apoyo para que puedan darle sepultura, mientras los deudos identificaban a la menor.
El trámite se dificultó porque no tenían su acta de nacimiento, requisito indispensable para entregar el cuerpo.
Consternados, demandaron al gobernador Carlos Joaquín González que se haga justicia y se encuentre y castigue a los culpables del homicidio.