Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Pleito entre alcaldesas por parquímetros en Playa del Carmen

Redacción/Quadratín Quintana Roo
 
| 23 de agosto de 2018 | 10:06
 A-
 A+

SOLIDARIDAD, QRoo, 23 de agosto de 2018.- La presidenta electa de Solidaridad, Laura Beristáin Navarrete, exhortó al Congreso de Quintana Roo a votar en contra de la concesión de parquímetros “que pretende imponer la alcaldesa en funciones, Cristina Torres, a un mes de dejar el cargo en Playa del Carmen”.
Luego de calificar esa medida como “un aguakanazo” para la ciudadanía, confió en que los legisladores no aprobarán la concesión.
La Diputación Permanente dio entrada al Proyecto de Decreto para ratificar el Título de Concesión para la instalación de parquímetros por un periodo de 15 años en las calles de Playa del Carmen a la empresa Promotora de Reordenamiento Urbano, aprobado en la 28 Sesión Ordinaria de Cabildo del Ayuntamiento de Solidaridad, celebrada el 10 de noviembre de 2017.
En esa ocasión aprobaron el sistema de movilidad urbana, que incluía en realidad la concesión, de 15 años, para implementar un sistema de prepago por usar la vía pública como estacionamiento de vehículos.
“Es lamentable que haya tomado la determinación de llenar de parquímetros la ciudad. Pero aún peor que procese la ratificación de esa concesión a prácticamente 30 días de finalizar su administración, generando un problema para la administración municipal que entrará en funciones el 30 de septiembre próximo”, dijo.
Como presidenta electa, pidió al Congreso del Estado que voten en contra de la ratificación de esta concesión porque se desconocen las cláusulas del contrato. Esto se debe frenar, no queremos que los parquímetros se conviertan en otro aguakanazo, que afecte a la ciudadanía, concluyó.