Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Teléfono Rojo

José Ureña
 
| 03 de octubre de 2018 | 8:23
 A-
 A+
Fox exoneró a Echeverría cuando lo cercaba la justicia
La mala investigación de Carrillo Prieto y la impunidad
Benito Juárez ya le molesta a la presidenta de Cancún
Cuando la ley rondaba a Luis Echeverría, vino el perdón.
La instrucción del ejercicio de la no acción penal.
Esta información, fidedigna, corroborada con testimonios de los actores, tuvo varios participantes y en su momento aquí manejaremos los nombres y su actuación con todos los detalles.
Es el compromiso periodístico con ellos y lo respetaré.
Mientras tanto, con su propia información, es posible hacer una aserción:
-Jamás habrá castigo para los culpables de las represiones de 1968 y de 1971.
Se perdió la oportunidad política, jurídica e histórica, más allá de la asunción de responsabilidades por el ex presidente Gustavo Díaz Ordaz en su quinto informe de gobierno.
Ciertamente hubo negociaciones en 2003 y 2004 a las cuales cedió el entonces presidente Vicente Fox, pero también hubo huecos legales dejados por el fiscal de ocasión, Ignacio Carrillo Prieto.
No mostró profesionalismo y, contra él, destacó por sus afanes de protagonismo, su frivolidad, el despilfarro, el abuso de guaruras y la parafernalia con un aparato de los grandes funcionarios.
México pagó por ello.
EL 68 Y EL 71 QUEDARÁN IMPUNES
Tiene razón Andrés Manuel López Obrador.
Ayer el tabasqueño se manifestó contra la resurrección o creación de otra fiscalía para investigar delitos de ese pasado porque, explicó, sería un aparato burocrático más.
Porque eso fue la encabezada por Ignacio Carrillo Prieto.
Un proyecto nacido para fracasar.
A los datos:
El principal interesado e impulsor en su creación fue el entonces secretario de Gobernación Santiago Creel, contra el escepticismo del presidente Vicente Fox.
Por ello no dependía del procurador general de la república, un hombre tan prestigiado como el jurista y general Rafael Macedo de la Concha, sino de la oficina principal del Palacio de Cobián.
Cuando se dieron las consignaciones y surgieron 12 órdenes de aprehensión, los hombres de leyes dudaron de su éxito muy a pesar del encarcelamiento domiciliario de Luis Echeverría.
La revisión de los expedientes llevó a una conclusión: no había elementos inculpatorios y probatorios contra el ex presidente ni contra nadie.
Vino el desistimiento, la orden política y al final de cuentas sólo quedó el histrionismo de Echeverría cuando acudió a declarar nada, a ser personaje de un día y no de la aplicación de la ley a un poderoso.
EL POPULISMO VA CONTRA JUÁREZ
El populismo de izquierda lleva a quitar el nombre de Gustavo Díaz Ordaz donde se encuentre.
En estaciones del Metro, pueblos y hasta cañadas.
Pero se extiende a otros ámbitos y sin razón.
Es el caso del municipio Benito Juárez, asiento de Cancún y el más poblado de Quintana Roo.
Su alcaldesa María Elena Lezama, del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), quiere ignorar al patricio oaxaqueño en su jurisdicción y ya tuvo respuesta.
El diputado federal Gastón Alegre, de todas las confianzas de Andrés Manuel López Obrador, explotó con la propuesta de desaparecer ese nombre como intenta quien él hizo candidata a pesar de ser una simple locutora:
-¿Con base en qué? ¿Por qué? -preguntó.
Agregó:
“Nosotros intervenimos para que su candidatura fuera factible y da pena. Si Andrés llega a saber que alguien apoyado por Morena hizo ese planteamiento, olvídate”.
De paso acusó a su protegida de haber hecho una toma de posesión elitista y le advirtió el dueño de Radio Turquesa:
-Seguiremos siendo orgullosamente cancunenses y benitojuarenses.